Perfil y funciones del supervisor de seguridad

Perfil y funciones del supervisor de seguridad
VN:F [1.9.22_1171]
Vota por esta entrada
Rating: 5.0/5 (4 votes cast)

Este artículo aborda dos puntos claves del supervisor de seguridad. La primera está en relación al perfil del ingeniero que ocupará el cargo; y la segunda desarrolla las principales tareas que tiene que cumplir.

Perfil del supervisor de seguridad

Sobre este punto, el Ing. Tomás Chaparro expone las principales características que el supervisor de seguridad debe tener. Se trata de tres requisitos: tener el conocimiento necesario de las labores, contar la aceptación de las personas con las que trabaja; y finalmente, tener la motivación e iniciativa para trabajar por la seguridad de sus compañeros de trabajo. La explicación detallada en el siguiente video:

Funciones del supervisor de seguridad

Una adecuada supervisión complementa el aporte de información, formación y entrenamiento, asegurando que la política en salud y seguridad de una organización esta debidamente implantada y desarrollada. La supervisión tiene dos aspectos clave:

Gestión de las tareas en salud y seguridad

La tarea principal del supervisor de seguridad es asegurar el cumplimiento de los objetivos específicos en salud y seguridad, y trabajar de acuerdo a las normas de procedimiento. Esto implica aportar indicaciones, ayuda, guía, ejemplo y disciplina con el fin de asegurar que se conocen los riesgos y se aplican correctamente las normas, los procedimientos y los sistemas de ayuda.

Una gestión eficaz de las tareas también implica una planificación local para conseguir los objetivos, información y adiestramiento en habilidades que desarrollen aptitudes individuales. Esto permite realizar comprobaciones para identificar cualquier norma de actuación que sea inadecuada o inapropiada y que necesite revisión. La gestión implica el uso de sistemas de valoración, tanto general como formal, a través de comprobaciones puntuales y observación continua.

Formar un equipo de trabajo seguro

El supervisor de seguridad tendrá que estimular a los individuos a trabajar juntos en la consecución de los objetivos de salud y seguridad del equipo. El papel comprende el liderazgo del equipo, actividades del tipo charlas “tool-box”, instrucciones al equipo y ejercicios para la resolución de problemas. Implica adiestramiento y asesoramiento para estimular y ayudar a conseguir la participación de todos los miembros del equipo. Un objetivo particularmente importante es lograr que aumente el conocimiento sobre los riesgos presentes en el trabajo del grupo así como la forma de eliminarlos o controlarlos.

Los niveles necesarios de supervisión deben ser materia de una consideración positiva de gestión y de toma de decisiones. El nivel apropiado depende de los riesgos en juego y del nivel de competencia de los trabajadores para identificarlos y tratarlos. En algunos casos existen requisitos legales que estipulan la supervisión de ciertas actividades, por ejemplo, en fábricas donde trabajan jóvenes con máquinas peligrosas, deben ser supervisados por una persona experimentada hasta que hayan recibido suficiente entrenamiento.

Los trabajadores nuevos, en periodo de formación, realizando trabajos que presenten riesgos especiales o enfrentándose a situaciones nuevas, pueden necesitar más supervisión que otros. De todos modos, para asegurar que se cumplen adecuadamente las normas, siempre se requerirá llevar a cabo alguna supervisión por individuos preparados.

El supervisor de seguridad no puede trabajar mediante un enfoque reactivo, implicando solamente respuestas a peticiones de ayuda. El régimen de supervisión debe diseñarse y organizarse como parte de propio sistema activo de gestión de control. Debe prestarse especial atención a los problemas de los trabajadores que trabajan solos, trabajo compartido, a tiempo parcial, y a la continuidad en los cambios de turnos.

Los supervisores de seguridad y trabajadores necesitan ejercitar la prudencia y el buen juicio, por ejemplo cuando toman decisiones, cuando se solicita ayuda o asesoramiento, cuando se informa sobre riesgos o cuando se detiene un trabajo al considerar muy peligrosa su continuidad. De todos modos, se debería ejercitar la prudencia dentro del marco de control establecido a los niveles más altos de la organización.

Aunque la autoridad para actuar pueda ser delegada a los supervisores de seguridad y trabajadores individuales, no puede delegarse la responsabilidad final en el cumplimiento de los deberes legales. Se deduce que la dirección desde asegurarse de que, aquellos ejercen la prudencia y el buen juicio, son competentes para hacerlo y tienen instrucciones claras.

Un número creciente de organizaciones están desarrollando nuevos métodos de trabajo en grupos que están frecuentemente relacionados con el enriquecimiento de las tareas y con el trabajo flexible. Esto quiere decir, por ejemplo, que:

- Algunas tareas de mantenimiento están bajo la responsabilidad del grupo, lo que puede llevar a que algunos trabajadores de mantenimiento se unan a los equipos de producción.
- Se incrementa la variedad de tareas para los individuos y han de llegar a ser competentes en ellas.
- Los supervisores pueden llegar a ser responsables de áreas de trabajo que no están dentro de sus conocimientos y experiencia.

En algunos casos puede no estar definido formalmente el papel del supervisor de seguridad, permitiéndose “líderes del grupo” que emergen de forma natural son elegidos por los miembros del grupo. También puede haber una política en la que habría un mínimo de supervisión para que los grupos sean estimulados a identificar y resolver sus propios problemas. Tales iniciativas pueden tener efectos positivos si el criterio de ejecución del grupo cubre la salud y la seguridad. Sin embargo, las implicaciones en salud y seguridad deben ser consideradas cuidadosamente estableciendo etapas específicas para trabajarlas.

El trabajo en equipo y el trabajo flexible normalmente aumenta la prudencia del supervisor de seguridad y del resto de trabajadores. En situaciones en las cuales los supervisores adquieren más responsabilidades, necesitan llegar a familiarizarse con los nuevos riesgos y saber cómo están relacionados éstos con las actividades del grupo en conjunto y de otros grupos.

Por lo tanto, un aumento en la prudencia y responsabilidad del supervisor de seguridad u otro tipo de responsable necesita estar acompañado de suficiente entrenamiento y experiencia para desarrollar su capacidad de enjuiciamiento sobre los conceptos importantes en salud y seguridad.

 

Publicado en la edición 47 de la revista Seguridad Minera.