Espacios confinados: procedimientos de entrada y rescate

Espacios confinados: procedimientos de entrada y rescate
VN:F [1.9.22_1171]
Vota por esta entrada
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

¿Qué es un espacio confinado? Es el lugar de dimensiones limitadas y de tal forma, que sólo permite que se pueda acceder a su interior un número limitado de personas para realizar un trabajo, este lugar no puede estar ocupado de manera continua y puede presentar un riesgo de ambiente peligroso.

1. Es lo suficientemente grande y configurado que corporalmente una persona pueda ejecutar un trabajo.
2. Posee limitaciones o medios limitados para entrar o salir. ej.: tanques, buques, silos, receptáculo de almacenamiento, bóvedas y fosas son espacios que pueden tener medios limitados de entrada.
3. No están diseñados para la ocupación continua de una persona.

Clases de espacios confinados
En base a la severidad de los riesgos asociados con los espacios confinados, la NIOSH los divide de la siguiente manera:

Clase A. La situación que presenta un espacio de esta categoría es inmediatamente peligrosa para la vida o la salud. Estos incluyen, pero no se limitan a la deficiencia de oxígeno, atmósfera combustible o explosiva y/o concentración de sustancias tóxicas.

Clase B. Potencialidad para ocasionar daño y enfermedades si las medidas preventivas no se llevan a cabo, aunque no es inmediatamente peligroso para la salud y la vida.

Clase C. El peligro potencial no requerirá ninguna modificación especial al procedimiento normal de trabajo.

Es importante que todo el personal de rescate que de respuesta a una emergencia reconozca la clasificación de un espacio confinado considerando lo siguiente:

1. Los espacios confinados siempre deben ser tratados como Clase A, hasta que el reconocimiento con equipo especial determine que es de otra clase.
2. Determinar qué clase de espacio confinado se tiene, identificando y evaluando los riesgos en cada situación particular.

Categorías de espacios confinados
Aun cuando existen muchos peligros asociados a los espacios confinados, se pueden clasificar en dos categorías:

1. Categoría donde se incluyen combustibles, sustancias tóxicas, irritantes y asfixiantes, que producen atmósferas peligrosas. En todos los casos, es necesario determinar los riesgos utilizando equipo especializado, ya que existen peligros dentro de los espacios confinados que son prácticamente imposibles de detectar con los sentidos; pueden ser incoloros, inodoros e insípidos; líquidos, sólidos y gaseosos.
2.
Categoría de los peligros generales de seguridad, que comprenden los daños y fatalidades.

Condiciones atmosféricas riesgosas más comunes
La deficiencia de oxígeno: 19.5 % ó menos. El aire contiene 21 % de oxígeno. Cuando el oxígeno disminuye por debajo del 16% (por volumen) el individuo es capaz de experimentar anoxia. Los síntomas son visión borrosa, confusión mental, y deterioro de la coordinación muscular. Estos síntomas se intensifican cuando el oxígeno contenido es fuertemente reducido, hasta el 11%, resulta en inconsciencia. Exposiciones prolongadas por debajo del 11 % causara la muerte.

1. Gases y vapores combustibles: atmósferas explosivas por el enriquecimiento de oxígeno, puede reducir la concentración, esto también puede aumentar el limite superior de combustibilidad de muchas sustancias.
2. Vapores y gases tóxicos: Atmósferas que contienen aun en concentraciones bajas algunos contaminantes que puedan ocasionar daño a la salud o la muerte. En esta categoría se encuentran contaminantes más difíciles de detectar, ya que para su identificación se requiere de algún instrumento especial.

Permisos para espacios confinados
Debido a los peligros que presenta un espacio confinado, se requiere que se utilice un sistema de permisos antes de entrar; en donde deberá incluir un listado de lo que hay que revisar y apuntar antes de entrar para controlar al personal y los riesgos posibles.

Regulación y contenido de entrada
Considerar lo siguiente:

1. Contiene o tiene un potencial para contener un riesgo atmosférico.
2. Contiene un material que tiene un potencial para ser absorbido por quien ingresa.
3. Tiene una configuración interna tal como un ingreso donde puede ser atrapada o asfixiada por converger al interior por muros o por un piso cuya inclinación descendente y disminución gradual por una pequeña sección cruzada.
4. Contiene alguna otra gravedad segura reconocida o riesgo a la salud.

Equipo de entrada a espacios confinados
Se contar con los siguientes equipos:

1. Equipo de prueba y monitores ambiental.
2. Equipo de ventilación necesario para obtener condiciones de entrada aceptable.
3. Equipo de radio – comunicación.
4. Equipo de protección personal: equipo de respiración autónomo, unidad portátil de aire y trajes de protección de acuerdo al tipo de riesgo.
5. Equipo de alumbrado.
6. Equipo de rescate y emergencia.
7. Cualquier otro equipo que sea necesario para la entrada segura y el rescate de los espacios confinados.

Procedimientos de entrada para espacios confinados
Pruebas y monitoreo atmosférico antes de que una persona entre al espacio confinado, la atmósfera interna deberá ser analizada, con un instrumento de lectura directa, siguiendo la condición en el orden conocido:

1. Contenido de oxígeno.
2. Gases y vapores combustibles.
3. Potencial tóxico de contaminantes del aire.

No deberá haber atmósfera peligrosa dentro del espacio siempre que una persona ingrese al interior. La atmósfera de un espacio confinado deberá ser analizada usando equipo suficientemente sensitivo y específico para identificar, y evaluar alguna atmósfera riesgosa que pueda existir o surgir, de suerte que permita los procedimientos de entrada apropiada que puedan ser desarrollados y aceptables las condiciones de entrada estipulados para ese espacio.

Sistemas permitidos
Si existe cualquiera de las siguientes condiciones, toda persona que entre a un espacio confinado deberá usar un equipo de respiración autónomo:

1. Si las pruebas demuestran la existencia de condiciones peligrosas o deficientes, y una ventilación adicional no puede reducir las concentraciones a niveles no peligrosos.
2. Si las pruebas indican un ambiente seguro pero razonadamente se puede esperar que se presenten condiciones peligrosas.

La ventilación continua con aire forzado será usada como sigue:

1. Ninguna persona podrá entrar al espacio hasta que la ventilación haya eliminado cualquier atmósfera peligrosa
2. La ventilación de tiro forzado deberá ser dirigida de manera que ventile las áreas inmediatas en las que una persona estará presente dentro del espacio, y deberá continuar hasta que haya abandonado el lugar.
3. El aire suministrado por la ventilación forzada será desde una fuente de aire limpio y no podrá incrementar el riesgo en el espacio.

Aislamiento del espacio que requiere permiso de entrada:

1. El aislamiento se refiere al proceso mediante el cual se saca del servicio a un espacio de permiso obligatorio, y que quede completamente protegido contra la descarga de energía y materiales dentro del espacio, por tales medios de cierre.
2. Entrar al interior de grandes drenajes puede requerir el uso de equipo especial. Tal equipo puede incluir artículos como aparatos de monitoreo del aire con alarma audible automática, aparato autocontenido para autoescape (ESCBA), con una duración de diez minutos de suministro de aire ( u otro equipo autorizado ) y lámpara impermeable, y puede también incluir botas, balsas, radios y cuerdas que soporten el esfuerzo y arrastre alrededor y en ángulos.
3. Cuando la contaminación peligrosa del aire se pueda imputar a las sustancias inflamables y/o explosivas, se deberán usar los equipos eléctricos y de alumbrado adecuados.
4. Cuando se quiten las cubiertas de una entrada, la entrada deberá estar apropiadamente protegida mediante barandal, cubierta u otra barrera provisional que evite una caída accidental a través de la abertura y proteja a cada empleado que esté trabajando en el área.

Atención y supervisión positiva
Si la ventilación no puede reducir las concentraciones a un nivel seguro, o las condiciones inseguras pueden razonadamente ser esperadas que se desarrolle.

Un aparato de respiración autocontenido será usado por la persona para el ingreso al espacio. Un trabajador mínimo apoyará desde afuera del espacio, preparado para proporcionar asistencia en caso de emergencia. El trabajador de apoyo tendrá un aparato autocontenido disponible para uso inmediato y mantendrá una comunicación continua entre él y el trabajador dentro del espacio confinado.

De antemano se deberán preparar procedimientos para el uso seguro de respiradores en atmósferas peligrosas. En áreas donde el uso de algún tipo de respirador podría ser anulado por tóxicos o atmósfera deficiente de oxígeno si el respirador falla, habrá mínimo una persona adicional presente; manteniendo la comunicación mediante contacto visual, voz o línea de señales entre ambos o todos aquellos presentes; colocando una persona donde sin ser afectado por algún probable incidente y este equipado con equipo de rescate para asistir a otros. Si una atmósfera peligrosa es detectada durante la estancia:

1. La persona que se encuentre en el interior abandonará el espacio.
2. El espacio será evaluado para determinar la atmósfera riesgosa desarrollada; y
3. Se implementarán medidas para proteger a la persona de la atmósfera antes de una entrada subsecuente.

Rescate y procedimientos de emergencia
Considerar los siguientes puntos:

1. Utilizar un sistema pre aparejado de rescate. El menor tiempo utilizado en su colocación, se requerirá menos tiempo para que el personal se introduzca en el espacio.
2. Una persona con equipo completo deberá estar listo para entrar y facilitar las maniobras de recuperación del que se encuentre en el interior. Si llegara a ocurrir algo imprevisto, los rescatistas deberán tener la habilidad necesaria para introducirse en aberturas estrechas, quitándose el arnés del equipo de protección respiratorio y poniéndoselo de nuevo después de introducirse. Esto se puede realizar colocando el arnés con el recipiente de aire suspendido arriba del rescatista, utilizando una línea Prusik asegurando el paquete con un mosquetón, todo esto afianzado a la línea de descenso del rescatista, bajando a la misma velocidad. Considerar que las maniobras se limitan al tiempo de suministro de aire disponible en el recipiente.
3. Otro sistema que da mas facilidad de movimiento y autonomía es el de conectar con mangueras de conexiones rápidas y estas a su vez a tanques de mayor capacidad situados en el exterior del espacio confinado.
4. Adicional a este equipo es recomendable llevar a la cintura un equipo de suministro de aire para escape.
5. En el exterior deberá contarse con un equipo de oxigenoterapia.
6. Como en cualquier maniobra de rescate, los procedimientos de atención y cuidados al lesionado pueden ser modificables a causa del estado de la víctima o de las condiciones ambientales, los daños ocasionados al trasladar a un paciente que no respira, a una atmósfera donde la respiración se normalice, quedan en segundo termino. Cualquier otra maniobra de inmovilización deberá hacerse en el exterior del espacio confinado y que el paciente este en un lugar seguro.
7. Tanto el equipo como las técnicas de rescate deben ser especializadas, estas ultimas se van mejorando con el tiempo y manteniéndose actualizados con los métodos que vayan surgiendo. Es necesario que el personal involucrado en atención y respuesta a emergencias obtenga la pericia manteniendo sus conocimientos en técnicas de rescate y en el manejo de equipo para llevar a cabo las maniobras de manera rápida, eficaz y segura principalmente.
8. Los procedimientos de rescate deben establecerse antes de entrar y deberán ser específicos de acuerdo a cada tipo de espacio confinado.
9. Las maniobras de rescate deben ser practicados regular y suficientemente para obtener un mejor nivel de habilidad que disminuyan los riesgos contra la vida de los rescatistas y que asegure una respuesta que permita actuar con la calma necesaria ante cualquier emergencia.
10. La practica constante y el entrenamiento especializado en lugares acondicionados lo mas semejantes a los reales para conocer las situaciones de desventaja que pueden presentarse.

Sistema de rescate para espacios confinados
Se recomienda el uso del sistema de tres modos de operación para trabajos en espacios confinados, con capacidad integrada para el rescate y la recuperación. Esta unidad sirve de seguridad como cable retráctil, con un mecanismo de freno por inercia que límite las caídas libres a 610 mm. O menos. Una persona incapacitada puede ser elevada a un lugar seguro, a razón de aproximadamente metros por minuto.

Los modos de ascenso/descenso están diseñados solo para situaciones de emergencia. La Unidad de Rescate en Espacios Confinados esta conformado por tripie, polea, carabinero, Bolsa de transporte, amortiguadores de caídas, arneses de cuerpo entero.

Purificación del aire
El aire que respiramos es una combinación de gases y está algunas veces contaminado por sustancias extrañas. La purificación del aire (necesariamente cuando el aire comprimido es para propósitos de respiración) es regularmente más importante. En su forma limpia, el aire contiene 11 diferentes gases, nitrógeno y oxígeno son críticos para el sistema respiratorio humano. Un ejemplo típico de aire descontaminado contendrá 78 % de nitrógeno y 21 % de oxígeno. El remanente son nueve gases que representan el 1 %.

El promedio de consumo por persona, es aproximadamente de 26 pies cúbicos de oxigeno equivalente al peso de la comida consumida durante un periodo de 24 horas. El peso de este oxigeno es equivale aproximadamente al peso de la comida consumida durante el mismo periodo o cerca de 2 ½ lbs.

El oxígeno removido desde la inhalación del aire, otros 500 pies cúbicos de aire debe ser respirado para obtener los 26 pies cúbicos de oxigeno. Cuando el oxigeno disminuye por debajo del 16% (por volumen) el individuo es capaz de experimentar anoxia. Los síntomas son visión borrosa, confusión mental, y deterioro de la coordinación muscular. Estos síntomas se intensifican cuando el oxigeno contenido es fuertemente reducido, hasta el 11 %, resulta en inconsciencia. Exposiciones prolongadas por debajo del 11 % causará la muerte.

El oxigeno contenido del aire comprimido para respiración humana deberá tener equitativamente limites reducidos. Un valor de 21 % proveerá oxígeno contenido adecuadamente para necesidades fisiológicas y es el acostumbrado estándar para el sistema respiratorio. El oxigeno contenido arriba del 25% incrementará bruscamente el fuego y daño a la salud por el uso.

Estándares del aire
Para proteger la vida humana, los limites de calidad del aire para respiración deben ser establecidos. El aire suministrado para la respiración humana deben cumplir con los estándares mínimos establecidos por varios cuerpos gubernamentales, incluyendo la U.S. Navy, Compressed Gas Association, the Federal Government y el estado de California. Tales estándares están usualmente referidos tales como grado «D», en referencia a la tabla 1 para The Compressed Gas Association. Estos estándares son aplicables para aire comprimido usado en el relleno de sistemas de respiración de circuitos abiertos. Todos los estándares revisados definen los niveles mínimos aceptables. Un incremento en alguno de los componentes es razón para el rechazo del aire como insuministrable para propósitos de respiración.

Requerimientos de pureza del aire
Los contaminantes pueden ser agrupados dentro de dos categorías:

1. Aquellos que últimamente causan enfermedad al tejido pulmonar o daño en alguna parte de los pulmones.
2. Aquellos que no tienen efecto directo sobre los pulmones pero pasan al interior del torrente sanguíneo disminuyendo en ambos la capacidad de intercambiar y levar oxigeno a las células de la sangre o siendo llevado a otras partes del cuerpo con efectos tóxicos directos sobre otros tejidos.