Los peligros de la energía eléctrica

Los peligros de la energía eléctrica
VN:F [1.9.22_1171]
Vota por esta entrada
Rating: 3.9/5 (7 votes cast)

La electricidad es una de las formas de energía más utilizada en la actividad humana. Si bien proporciona ayuda y bienestar el mal manejo de esta fuente de energía se traduce en riesgos que es imprescindible evitar. En principio la energía que circula por las instalaciones y líneas eléctricas en empresas mineras es sumamente poderosa.

Si la corriente eléctrica ingresa al cuerpo humano puede producir quemaduras graves y muerte por asfixia o paro cardiaco. El riesgo esta relacionado a la resistencia y al contacto pues hay que tener en cuenta que la corriente siempre toma el camino más fácil. Los efectos de una descarga son soportables durante algunos milisegundos, pero pueden tener consecuencias irreversibles si el contacto es prolongado.

Entonces, debemos prevenir estas contingencias que, como ya dijimos, pueden ser mortales. Para evitar el riesgo eléctrico la primerísima precaución consiste en aumentar el aislamiento sobre las líneas activas, usando guantes aislantes al manipular las pértigas y utilizando alfombras o banquetas aislantes. La norma IEC 60479 trata acerca del efecto de la electricidad en el cuerpo humano, este efecto dependerá de la tensión del contacto entre la mano y el pie de la persona. Así, se tienen cuatro zonas para los efectos de la electricidad:

Zona 1. No-percepción (0,5 mA). La persona puede dominar sus músculos en contacto con el circuito.
Zona 2. De percepción (0,5 y 30 mA). Se percibe pero no se produce daño.
Zona 3. De efectos reversibles (entre 30 y 500 mA). Peligrosa si su duración es mayor a 0,5 s.
Zona 4. De riesgo fatal. (superior a 500 mA). Incluso cuando son de corta duración.

Medidas preventivas

  • No utilizar cables-alargadera que no dispongan de conductor de protección para la alimentación de receptores con toma de tierra.
  • Todo cable de alimentación eléctrica conectado a una toma de corriente estará dotado de clavija normalizada.
  • Antes de desconectar o desenchufar de la alimentación un equipo o máquina, hay que apagarlo con su interruptor.

Las herramientas eléctricas se desconectarán al término de su utilización o pausa en el trabajo.

  • Se debe prohibir la desconexión de máquinas, herramientas o cualquier equipo eléctrico, tirando del cable. Debe desconectarse cogiendo la clavija- conector y tirando de ella.
  • Conviene prestar una especial atención a la electricidad si se trabaja en zonas mojadas y con humedad. En los lugares mojados o metálicos se deben utilizar sólo aparatos eléctricos portátiles a pequeñas tensiones de seguridad.
  • No tocar una persona electrizada directamente.

En general se debe comprobar el impedimento al acceso a las partes en tensión manteniendo cerradas las envolventes. Si es posible con una llave la cual debe ser guardada por la persona responsable. Los interruptores de alimentación deben ser accesibles y los trabajadores deben estar capacitados para utilizarlos en caso de emergencia.

Debe retirarse de uso todo aparato que se sospeche tenga algún problema. Estos dispositivos tienen que ser colocados en lugar seguro con una etiqueta de «no usar». Allí debe permanecer en espera de la revisión de personal competente.

Asimismo, debe desconectarse de la red eléctrica las herramientas y equipos antes de proceder a su limpieza, ajuste o mantenimiento.

Comité Electrotécnico Internacional – IEC
El Comité Electrotécnico Internacional (IEC), es una organización que trata de armonizar las normas en el ámbito mundial, agrupando a todos los comités electrotécnicos nacionales existentes. El objetivo de la IEC es promover la cooperación internacional en el ámbito de la energía eléctrica y satisfacer las necesidades, exigencias y requisitos internacionales.
Las normas IEC ya existentes han sido aprobadas por todas las naciones participantes como Estados-Unidos, Japón, Alemania, Francia, Canadá, Brasil, Argentina, China, Australia, Rusia, etc.

Las formas de enfocar el tema de la seguridad han cambiado varias veces y los equipos utilizados son muy variados y diferentes según los países. La mejora de la seguridad empieza por la normalización definitiva, en el ámbito internacional, de los procesos y de los equipos, tomando en consideración los aspectos financieros, sociales, y técnicos de todos los usuarios del mundo.

Las ventajas de esta norma implica que los usuarios pueden exigir requisitos mínimos de calidad y de seguridad para sus equipos, los laboratorios saben bajo que criterios ensayan y controlan su labor, y los fabricantes pueden mejorar sus ofertas técnico-comerciales, dándoles un valor agregado.

Reglas de oro
1. Seccionar las líneas de las fuentes energizadas
Los seccionadores actuarán «a la vista» y serán abiertos después de haber cortado el fluido con los interruptores. Se operará con pértigas de longitud apropiada para la tensión de la instalación. De cualquier forma, esta acción no garantiza la desaparición de la tensión, pues puede existir anillados, retornos o acoplamientos. Se recomienda emplear protectores faciales reflectantes por la posibilidad de arcos entre bornes.

2. Bloquear con candado
Se realiza el enclavamiento de los seccionadores en posición de abiertos, con candados. Se señaliza con carteles y cuerdas limitadoras de zona los puntos afectados.

3. Verificar ausencia de tensión sobre cada uno de los conductores
Se detecta con detectores adecuados que no haya tensión activa. Hoy en día se utilizan los detectores electrónicos de señal acústica y lumínica con comprobadores de funcionamiento incorporado, que se usará antes y después de tomar contacto con la instalación. Se montan sobre Pértigas de longitud adecuada al nivel de tensión del que se está operando.

4. Colocar todo el equipo de puesta a tierra y en corto-circuito
Con esta acción se previenen voltajes peligrosos y arcos eléctricos ocasionados por problemas atmosféricos o la energización desautorizada del sistema.

5. Delimitar y señalizar la zona de trabajo
La señalización del área de trabajo evita la presencia de personal no autorizado en zonas que podrían exponerse o poner en peligro al personal de mantenimiento.

Equipos de protección IEC
Tanto para trabajar en baja, media o alta tensión se necesitan dispositivos de señalización, prohibición, aislamiento, herramientas aisladas, pértigas aislantes, escaleras dieléctricas, arneses y cinturones de seguridad, detectores de tensión, puesta a tierra y en corto-circuito, materiales para trabajos con tensión y tomas y circuitos de tierra. Veamos las principales herramientas.

Guantes
Tratados especialmente para obtener características dieléctricas muy altas, están fabricados en látex puro color miel con añadido de agentes preservantes o de caucho vulcanizado color negro o bicolores (ASTM D120), con dedos y espacio para la palma de la mano levemente flexionados en posición natural.
No deben exponerse innecesariamente al calor o a la luz, ni entrar en contacto con aceite, grasa, aguarrás, ni ácidos fuertes. Las especificaciones relacionadas con guantes aislantes están contenidas en la norma ICE 60903.

Alfombras
Están fabricadas con caucho de alta calidad dieléctrica, resisten al ácido, aceite y baja temperatura y permiten cubrir el suelo para la protección eléctrica del trabajador en instalaciones AC y DC según la norma IEC 61111. Se utilizan para trabajos con tensión, en obras de conexión y desconexión: También se las emplea para medir y verificar la presencia o ausencia de tensión y poner a tierra las partes no aisladas y que están energizadas.

Pértigas
La norma IEC 61235 establece los requisitos de los tubos aislados huecos para tareas eléctricas. Esta norma completa la norma IEC 855 para tubos de espuma de poliuretano. Las pértigas autoenlazables se utilizan en trabajos que requieren importantes esfuerzos mecánicos como puesta a tierra y corto-circuito. Son de material de fibra de vidrio y están recubiertas de resina.

Detectores de tensión
Dispositivos que revelan de manera precisa y por contacto la presencia de energía eléctrica. Muestran insensibilidad a fenómenos de inducción y son utilizadas para ensayos dieléctricos y bajo lluvia y para pruebas mecánicas y vibratorias. Son de tres tipos: capacitivos, bipolares y a distancia.

Sistema de puesta a tierra temporal
La norma IEC 61230 pone gran énfasis en la calidad de las conexiones entre el cable y la pinza de contacto y entre el cable y torno de tierra, la resistencia mecánica y la calidad de los cables y su comportamiento respecto al esfuerzo mecánico y térmico combinado Actualmente se han desarrollado equipos de puesta a tierra y en corto-circuito para todo tipo instalaciones. Los equipos se componen de cables de cobre o aluminio con funda de silicona o PVC y con terminales con doble compresión, una al nivel del cable mismo para el contacto eléctrico, y la otra con la funda para su impermeabilidad.

Estos dispositivos pasan por severos ensayos mecánicos de tracción, torsión y de impermeabilidad en baño de sosa y todos los componentes, antes de cumplir con ensayos de corto-circuito, pasan 168 horas en niebla salina, con el fin de simular un envejecimiento artificial.
Los riesgos eléctricos deben proscribirse de todas las actividades de producción. Una permanente cultura preventiva y un control de las actitudes apropiadas en los trabajadores es el único camino para no tener que lamentar desgracias.

Artículo publicado en Seguridad Minera Nº55 por: Ing. William Carhuatocto Promotores Eléctricos SA